[CRÓNICA] THE RASMUS – BOLIVIA 2018

por | Nov 19, 2018 | Cronica | 6 Comentarios

A pesar de las bajas temperaturas y los problemas típicos del mal de altura, nada impidió a los fanáticos de la banda finlandesa disfrutar de un show cargado de energía y sentimiento. The Rasmus había llegado a las 4 am a La Paz después de 12 horas de vuelos y retrasos, y a eso sumándole la sintomatología al llegar a un lugar tan alto, las probabilidades de que tuviesen ánimos eran muy pocas. Afortunadamente me equivoqué.

Luego de una espectacular interpretación de JIMMY JAMES; THE RASMUS arranca con fuerza y con un tema que enloqueció al público. Extraído del clásico disco ‘Dead Letters’, ‘FIRST DAY OF MY LIFE’ hizo que la gente cante casi al unísono. Tanto Lauri como sus dos compañeros al lado, Eero & Pauli, entraron con sonrisas al escuchar al público boliviano cantar junto al tan adorado vocalista.

Cuando empieza ‘GUILTY’, los gritos del público son tremendamente altos, coreando todos el “whoo ohh ohh ohh ohh” junto a la voz de Lauri. La energía que transmitía la banda en escenario era proporcional a la del público. Muchos crecieron con ésta canción, y entre gritos, lágrimas y saltos, lo manifestaron.

Siguiendo con los clásicos, ‘NO FEAR’ fue un tema pesado que hizo estallar al teatro. Las guitarras en vivo y la batería convirtieron al hito del 2006, en una experiencia fabulosa llena de riffs mucho más pesados que en la canción original.

Un momento icónico de la noche es cuando Eero aparece con una bandera boliviana llena de firmas del fan club y la instala en su micrófono. Eso significaba una cosa: ‘PARADISE’. Ya que el fan club posee el mismo nombre, el público explotó en gritos y corearon casi toda la canción. Iban sólo cuatro temas y el teatro era un fiesta total, al aire libre.

‘TIME TO BURN’ fue sin duda una de las sorpresas de la noche. Una canción que hace mucho tiempo no tocaban, y que además marcó muchísimo la primer época de la banda después de su salto de fama. La gente tomo sus celulares y empezaron a iluminar el teatro. Continuaron con la pesada y oscura ‘IMMORTAL’ para dar paso a uno de sus hits más importantes: ‘JUSTIFY’. En cuanto empezó la potente balada hizo explotar en coros el teatro en tan sólo los primeros versos. Creo que muchos de los fans nunca pensaron escucharla en vivo, y ahí estaban todos gritando cada estrofa a todo pulmón.

Lauri, abrumado por cómo contestaba la gente agradece a todos por tanto entusiasmo y pone a bailar al público con sus dos recientes canciones: ‘NOTHING’ & ‘HOLY GRAIL’. Si bien son estilos diferentes a los que todo fan de The Rasmus está acostumbrado, sorpresivamente fueron increíblemente bien recibidas por el público.

En un momento se deshacen de los instrumentos y aparecen en el escenario 4 asientos y guitarras acústicas. “Ésta canción fue escrita para una amiga muy querida que lo perdió todo”; dice Lauri antes de empezar la emblemática canción ‘NOT LIKE THE OTHER GIRLS’ en acústico impresionante. Creo que muchos de los que estaban asistiendo no se imaginaron escucharla alguna vez en vivo.

Siguiendo con ‘STILL STANDING’; Lauri añade: “Es injusto, Bolivia tiene las montañas más hermosas del mundo, no dejaron nada para Finlandia (risas);, y así como amo esto, también extraño casa”.

Luego del acústico, los violines delatan que la gran balada del álbum ‘DEAD LETTERS’ iba a retumbar el teatro. ‘FUNERAL SONG’ nuevamente hizo a todos corear hasta la última estrofa.

Vuelve nuevamente la fiesta y la banda toca una canción del baúl de los recuerdos. ‘F-F-F-FALLING’ empieza a sonar y los recuerdos de unos de primeros álbumes de la banda lleva a la gente a saltar (un poco porque #altura) pero a disfrutar muchísimo del repertorio.

En el mismo mood, ‘IN MY LIFE’ enloquece a los oldschool fans y hace tronar el teatro. La banda sondando impecable, todos dándolo todo en el escenario era tan palpable que era imposible no disfrutar un show con tanto carisma.

Aún con la energía a flote, la banda continúa con la canción que los llevó a liderar los charts internacionales: ‘LIVIN’ IN A WORLD WITHOUT YOU’. Por impresionante que parezca, el público se sabía el rap de la canción y se hicieron escuchar.

Aprovechando el hype, la banda no pudo encontrar mejor momento para lanzar la bomba de la noche. A los primeros segundos de ‘IN THE SHADOWS’, ya se escuchaban los gritos a todo pulmón y todo el teatro cantó el tan premiado y aclamado himno de la banda. La energía se sentía en todo el lugar, tanto así que aún estando al borde del final del show, la banda podía seguir, y nosotros también.

Por unos momentos, la banda desaparece y Eero sube al escenario a cantar un pedazo de la canción ‘EL CONDOR VUELA’, mientras el público gritaba y coreaba al unísono de su voz. “Conozco muy poco de español, espero me ayuden”-indicó, volviendo loco a los espectadores.

Casi al final, la banda vuelve al escenario a darlo todo en ‘WONDERMAN’, la canción más pesada del último disco de la banda. Todo ésto para después despedirse con, quizás, la balada que los llevó a ser aclamados en todo el mundo como una tendencia musical: ‘SAIL AWAY’. Lauri aparece con una guitarra acústica a cerrar el show, mientras todo el teatro con luces apagadas, deja ver las luces de todos los celulares, tanto que parecía un cielo estrellado.

La experiencia que tuvo el público boliviano fue de lejos inolvidable. Una banda que en sus años dorados marcaron época en Latinoamérica, por fin dejaron su propia huella en Bolivia.

Productora: FM ROCK | Acreditación gracias a: Gustavo Tobar.

Hermes Peredo

Hermes Peredo

Fotografía, redacción & management

6 Comentarios

  1. Fercho

    Hermoso totalmente aun no supero esta experiencia, mañana recien se cumplira una semana y deseo volver el tiempo, todos anhelamos tenerlos de regreso.
    Felicidades su redacción me puso a flote, a usted lo conocí en el aeropuerto es muy amable, siga adelante!!!.

    Responder
    • Hermes Peredo

      Muchísimas gracias por tan lindas palabras. Nuestra misión es transportarlos al show, porque son momentos irrepetibles. Te mando un fuerte abrazo y hasta una próxima 🙂

      Responder
  2. Sindel C. Plata

    Fue un concierto maravilloso!!! Gracias por la redacción que una mayoría volvimos a ese martes 13 y las emociones que tuvimos
    al tan solo al leer la crónica. The Rasmus y sus fans hicieron un dia memorable

    Responder
    • Hermes Peredo

      Definitivamente lo fue. Nos llena de alegría que te haya gustado 🙂 ¡Hasta una próxima!

      Responder
  3. Alejandra

    Un concierto inolvidable con la promesa de que regresarán el próximo año!

    Responder
    • Hermes Peredo

      ¡Esperemos que si!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte!

Comparte este post con tus amigos